martes, 14 de diciembre de 2010

LADY GAGA: FREAKS AL PODER IN LADY MADRID


Lady Gaga
12/12/2010
Palacio de Deportes Madrid
21.15 h

The MonsterBall Tour

Esta vez nos hemos desplazado un poquito más lejos para seguir a uno de los exponentes más rebeldes e innovadores de la música actual, de la nueva tendencia electropop. Fan lo que se llama fan, no me puedo considerar pero la curiosidad por ver a esta artista estrafalaria y unas buenas canciones que la han lanzado al olimpo de los superartistas ya son dos buenas razones.
Cuando te documentas y ves que sólo tiene 24 años (compositora, bailarina, productora y pianista) y que fue compañera de colegio de París Milton te puede llevar a falsas interpretaciones pero lo que demostró la noche del día 12, es que por encima de todas las etiquetas que le puedan adjudicar, su voz fantástica y sus tablas no son discutibles.
Es la reina del espectáculo y la teatralidad y yo no me atreveria todavía a ponerla como la nueva reina de la música, el tiempo al tiempo.
Bastante puntual empezó la actuación de Stefani Joanne Angelina Germanotta conocida como Lady Gaga con un introducción visual “Dance in the Dark” que calentó el ambiente del Palacio y que nos hizo bailar dos horas largas de concierto.

El escenario alucinante, con un coche averiado y una localización de ciudad con luces de neón, dos torres que simulaban edificios fue cambiando a lo largo de la actuación para crear un original decorado para cada una de las canciones que sorprendía a cada momento (un vagón de metro, un monstruo de 6 metros, un piano incendiario, una zona de trapecistas, un bosque petrificado a lo Tim Burton, una gran fuente con un ángel y para finalizar un espacio futurista…), quizás demasiada proyección audiovisual (que cortaba el concierto pero irremediable para los 10-15 cambios de vestuario de la artista: dominatrix encuerada, monja, muñeca hinchable, madrastra de Blancanieves, hada de las nieves, heroína atacada por un monstruo, mujer galáctica de cristal…) y el acompañamiento de un cuerpo de baile de 20 personas (que te dejaba de piedra con sus movimientos), además de músicos en directo y una parte del escenario que la acercaba a sus seguidores casi hasta poder tocarla nos hacen ver que éste era un espectáculo made in USA, dónde se pueden hacer estas cosas a lo grande (30 camiones trailer…)

Respecto a lo musical, un repaso a sus intensos éxitos: Speechless, Telephone, Just dance, Lovegame, Paparazzi, Poker face, I like it rough, Boys boys boys, Retrodance freak, The fame, Monster, Alejandro...

Su garra (put your paws up) presente en todo momento como uno de los elementos del espectáculo y sus largas conversaciones con el público, por una parte como forma del espectáculo pero por otro lado, exponiendo una forma de ser y de vivir la vida que no tienen nada que ver con la supuesta frivolidad de este personaje me asombraron.
Si, no se puede negar que se encuentra cómoda en su papel de diva pero su sonrisa sincera medio escondida mientras tocaba el piano en uno de sus temas, también me hizo ver que la máscara delata a veces la parte humana de los genios y allí estaba ella, también disfrutando del concierto.

Se entregó al cien por cien y no se salió de lo programado, continuando la estela de todos los grandes conciertos hechos en serie pero su apoteósico final con “Bad Romance” dejó a un público totalmente satisfecho de Gagamanía.

1 comentario:

  1. Sorpresas te da la vida,... no lo habría dicho nunca.
    Saludos

    ResponderEliminar